SKU: 435 Categoría:

Biografía

En el 2005 nacen los Widow Makers, como proyecto paralelo a otras bandas de sus componentes, con el objetivo de rescatar sus favoritas y viejas canciones de rock´n´roll de los 50, temas de punk rock del 77 pasados por la estética de los tiempos de Elvis y pasar un buen rato al margen de sus otros proyectos paralelos. Como todo hijo salvaje, la criatura escapó al control de sus progenitores y en poco tiempo se convirtió en el centro de su atención. Empieza como trío, con guitarra acústica, batería (la mínima expresión, usando un cajón flamenco en vez de un bombo) y una voz… aunque con el rodaje se van acoplando otros músicos de talla indiscutible al contrabajo y a la guitarra eléctrica, aportando a la banda un toque de blues y swing vibrante. Durante este tiempo sus conciertos son inumerables y las colaboraciones con grandes bandas como la del mítico batería de los Stray Cats, Slim Jim Phanton o el guitarrista de la banda catalana Los Rebeldes, Carlos Segarra, hacen de los Widow Makers una banda indispensable para todo amante del rock´n´roll al más puro estilo americano, mezclando el country con el blues, el rock con el rithm´n´blues, el soul con el rockabilly…

"The Kings Of Nothing" (2012)

Soñando en la soledad de algún hotel con la mujer amada mientras en la oscuridad,
el gato negro te invita a seguirle.
La última gota de gasolina que te llevará a tu destino.
Mientras, la gente lucha en las calles por sus derechos.
Bebiendo solo otra vez en tu habitación tu marca favorita de cerveza y fumando sin parar
mientras el tiempo pasa delante de tus narices y nada sucede.
Sientiéndote en tu trono como El Rey de Nada.
Como en un personalísimo diario Los Widow Makers escriben, con sus nuevas canciones,
algunos recuerdos entre la verdad y la fantasía con la tinta del folk americano, el blues y el country,
de lo que les ha pasado, en su vida y en su mente en estos dos últimos años.
Y después de un lamento (de un blues) queda tiempo para beber otra cerveza más y tal vez
probar suerte en otro bar, o con otra mujer, atravesar otra carretera polvorienta o entrar por una luminosa
avenida que te dará la bienvenida al prometedor centro de la ciudad.
¿De una nueva ciudad?.
The Kings Of Nothig es el dossier de estos dos años que separan su disco de debut, Capriola, de esta nueva aventura. Apegados más a sus raices esta vez Los Widow makers además de sus habituales guitarras acústicas y eléctricas, contrabajo, voz y percusiones han añadido banjo, armónicas, dobros, ukele… a este albúm lleno de Americana Music y de sorpresas.
De música de raices. Tan pura como bastarda.
Carmelita de Warren Zevon y la canción que hiciera famosa Patsy Cline, Walking after Midnight ponen el broche a este nuevo trabajo junto a otros ocho temas más de Los Enviudadores.
En esta nueva ocasión les han acompañado alguno de sus amigos:
Lluis Gómez, el maestro del banjo catalán, cuya carrera profesional se desarrolla dentro y fuera de nuestras fronteras. Rocky Araiza, el californiano afincado en Barcelona cuyo dobro y banjo han compartido escenario con alguno de los más legendarios músicos de la escena country americana. Francine Germaine, la armonicista de blues francesa de fabuloso y tórrido sonido. Ángel 7 Vidas con su guitarra eléctrica, que desde Madrid es uno de los músicos de referencia dentro de la escena rockabilly y rock´n´roll estatal. La voz de David “Difunto” Abellán, ex miembro y fundador de Motorzombis de Barcelona, la banda de psichobilly más conocida fuera de nuestras fronteras.
Tras su inclusión en el recopilatorio de “Lo Mejor de Toma Uno 2011” (Universal Music Spain 2012) junto a artistas americanos que son referentes e ídolos suyos como Willie Nelson, Gregg Allman, James Taylor o The Jayhawks entre otros y el premio otorgado por lo oyentes de Radio.3 a La mejor banda estatal de Americana Music del 2011 por su trabajo Capriola en el legendario programa Toma Uno presentado y dirigido por el maestro del country, Manolo Fernández,
Los Widow Makers atacan con un sonido más sólido, nuevas rotundas canciones y, por supuesto, con energías renovadas.
Como diría Willie Nelson interpretando la canción de Toby Keith:
ponga “Whiskey para mis hombres y cerveza para mis caballos” porque Los Widow Makers han regresado a la ciudad, y eso amigos, hay que celebrarlo.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies