SKU: 1072 Categoría:

Biografía

Kory Clarke quería ser el Iggy Pop de los 90. A través de su banda, el nativo de Detroit construyó su propio estilo sobre el legado de los Stooges y MC5 y su activismo político y tendencias artísticas, le dio un giro a la década, y trató de impartir su doctrina a una «Generación X» que nunca le escuchó. La banda adoptó sus improperios políticos y su despotricar insurrecto, y a través de ella atacó como poeta rebelde contra todo lo establecido, con un sonido de hard-punk-metálico como vehículo de agresiva propagación, que sin embargo no pudo con el nihilismo alternativo imperante en el rock.

Sin embargo, su legado dejó huella; WARRIOR SOUL han recibido los elogios de Metallica a lo largo de los años, quienes incluso les invitaron a abrir su mastodóntica gira mundial de 1990, y, con el tiempo, su semilla germinó en muchas nuevas bandas de rock rendidas a la potencia de su música y su mensaje. Porque en pleno 2012, con el aroma de la revolución en el aire, WARRIOR SOUL siguen en pie para poner la banda sonora a la revolución cultural.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies