SKU: 607 Categoría:

Biografía

La Motosierra: Corre el año 1994. Móstoles, fruto de la expectación que levanta el Festimad, se ve invadido por una oleada de nuevos grupos. La “Movida Mostoleña” se vive en los innumerables locales de ensayo que surgen repartidos por la ciudad. Grupos como Sobrinus, Arsénico por Compasión, Spoonfools… son el comienzo de una multitud de propuestas que se expresan, juntan y maduran en estos locales. Llegamos al 2003 y nace la Motosierra. Nace por una necesidad de divertir a músicos que, con un extenso historial de militancias a sus espaldas, coinciden en un espacio y en un tiempo en que lo que menos importa es el fin; siempre y cuando, éste, sea divertirse. Vienen de diferentes estilos, de diferentes épocas, de diferentes lugares. Empiezan con versiones, como todos. Ensayan y muestran ideas que se ven moldeadas por las del resto. Crean un repertorio. Lo muestran y, ante la respuesta del público, deciden recogerlo en una maqueta que pretende ser la llave para tocar en salas, festivales, concursos… ¡¿Qué más da?! Desde sus inicios hasta hoy han pasado por salas de más o menos fama. Han teloneado a “La Excepción” en las fiestas patronales de Illescas gracias a haber ganado el “Illesmusic 2007”. Y, por la misma razon, graban dos nuevas canciones que se recogen en un recopilatorio producido por el ayuntamiento de Illescas. También superan la primera eliminatoria del Emergenza 2008 y aún lo andan disputando. Han sido llamados por el ayuntamiento de Móstoles para formar parte de su festival de grupos jóvenes y por el de Alcorcón para animar las casetas de la feria… Todo es muy común. Nada extraordinario. Ni siquiera en el hecho de que alguno de sus miembros en un momento decida enfocar su tiempo libre a otros proyectos. Ni tampoco el que algún amigo decida pasar a formar parte por más o menos tiempo. Si él la disfruta, el público disfruta de la Motosierra. Raúl, guitarra; Quique, guitarra; Jorge, bajo; Fernando, batería; David harmónica y voz (porque nadie más quiere esa responsabilidad ni lo hace tan bien): Siguen desde el principio disfrutando de la Motosierra. Luís con su guitarra o Ana y Concha con su voz también la disfrutaron en su momento. La Motosierra es un estado de ánimo. La Motosierra sigue sonando.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies