Categoría:

Biografía

«No podemos esconder nuestra máxima devoción por los norteamericanos INTERARMA, quienes llevan devorando almas y perturbando cerebros desde el 2006 a niveles de otra dimensión desconocida y que el próximo Octubre nos visitarán para presentar su nuevo disco de estudio, una mala bestia bautizada como “Sulphur English” (2019 / Relapse Records).

Estos vanguardistas artistas vuelven a hacer mella a través de un nuevo destacamento de explosiones pesadas y ambientales. Ciñéndonos exactamente en esta última palabra, creo que son pocas las bandas capaces de crear unas atmósferas tan inquietantes como las construidas por estos tipos. Su discografía habla por sí sola y, en su nuevo álbum vuelven para atormentar nuestros más turbios pensamientos y sumirnos definitivamente en la demencia del ser humano.

Inter Arma flota a la deriva, es su hábitat, es dónde mejor se siente esta formación de gustos extremos. Los músicos liderados por la ejecución de unas magníficas composiciones de su batería T.J. Childers, sigue con esa innovadora experimentación que tiñen de negra quimera el firmamento bajo el que ellos descargan todo su arsenal. Precisamente en piezas como “Blood On The Lupiness” u “Observances Of The Path”, vemos esa gama de colores, tonalidades tan claras como sombrías, pero que al fin y al cabo elevan la decoración claustrofóbica que posee todo disco de Inter Arma en sus momentos más reflexivos. Puedes sentir como “The Atavist’s Meridian” te engulle hacía el centro del universo, digamos que esto es lo más parecido a que te atropelle un tren de mercancías sin tener la oportunidad de morir. Puedes notar como toda esa pesadez te aplasta y te arrolla por encima inexorablemente como un remolino de fuerza 5. Es impresionante el poder instrumental que tienen estos músicos, maestros de un caos sonoro, dónde las marcas progresivas y la ambientación puramente psicótica, son sus grandes atractivos. Personalmente me parece una de las pistas más bestias fabricadas por estos nómadas portadores de la abrasión más mística. Y ya que hablamos de misticismo, protagonismo absoluto para su líder en esa profecía llamada “Howling Lands”. Aunque no estemos ante la versión más frenética del percusionista, tanto el como los riffs de guitarra de Trey Dalton y Steven Russell, guían este batallón a las mismísimas puertas del infierno. “Citadel”es feroz, tétrica, recuerda mucho a los InterArma de “Sky Burial”, con esa fangosa pesadez progresiva que a ellos caracteriza.

Es increíble la capacidad que tienen estos tipos de encogerte el alma, no hay fallos en una discografía intachable, culminada con “Sulphur English”, la cuarta muesca en su carrera discográfica. Éste es un disco que si te arrodillas ante él, te someterás a una experiencia mental únicamente guiada por las emociones. Nunca habíamos visto a la banda con este grado de intensidad, literalmente, actúa como un agujero negro que te acaba succionando hacía otras dimensiones desconocidas sin explorar. Violento en sus riffs turbulentos, cautivadora en sus momentos melodiosos, apocalíptica en sus atmósferas más opresivas…. ¡¡épicos en sus delirios de grandeza!!»

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies